La tarjeta de la biblioteca ofrece oportunidades ilimitadas de participación familiar

For Immediate Release
Wed, 08/10/2016

Contact:

Macey Morales

Deputy Director

Public Awareness Office

mmorales@ala.org

 en Inglés

CHICAGO – Septiembre es el Mes de inscripción para tarjetas de la biblioteca, una etapa en que las bibliotecas públicas de la nación destacan el valor de la tarjeta de la biblioteca. A menudo, con el regreso de los niños a clases, el tiempo para compartir en familia se reduce debido a las tareas, y a las actividades extraescolares y sociales.

La tarjeta de la biblioteca pública es su pasaje de acceso a recursos y actividades educativas gratuitas que unifican a las familias. Las bibliotecas no solo proporcionan recursos a padres y niños para apoyar el alfabetismo en las primeras etapas de la niñez y el aprendizaje de por vida. También transforman realmente la forma en que las familias disfrutan del tiempo juntas.

Todo el que posea una tarjeta tiene libre acceso a un destino familiar que proporciona una amplia gama de servicios gratuitos como talleres digitales para todas las edades; programas y actividades STEAM (abreviatura en inglés de “Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Arte, Matemáticas”); clubes de lectura para madres e hijas; horas del cuento para la familia; y noches de juego.

Las familias desempeñan un papel integral en el desarrollo del niño, según demuestran los datos recopilados por Harvard Family Research Project y la Asociación de Bibliotecas Públicas, división de la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos (American Library Association, ALA), en su informe Public Libraries: A Vital Space for Family Engagement (“Bibliotecas públicas: un espacio vital para la participación familiar”).

El informe destaca la importancia de las bibliotecas, con su rico entorno digital y recursos prácticos, así como el trabajo de los expertos bibliotecarios y bibliotecarias para que los padres guíen el aprendizaje de sus hijos.  Las bibliotecas son espacios, asegura el reporte, que acogen a toda la familia en sus distintas generaciones, y ofrecen sitios constructivos para la participación familiar, como espacios de creación, jardinería favorable al ahorro de agua, actividades STEAM y clubes de redacción literaria.

Las bibliotecas del país unen a las familias en el aprendizaje y el disfrute de tiempo personal de calidad. Además, satisfacen una necesidad crucial, especialmente en zonas habitadas por poblaciones inmigrantes de bajos ingresos. En una localidad de la ciudad de Nueva York, donde el 25 por ciento de sus residentes no hablan inglés, el Programa de Alfabetismo Familiar de la Biblioteca Pública del Municipio de Queens les brinda a padres, cuidadores y niños la oportunidad de perfeccionar sus destrezas de alfabetismo en una atmósfera que fomenta la unidad y la comprensión intergeneracional. Entre las actividades que realiza está la redacción de historias de sus vidas por parte de los padres y el relato de las mismas a sus hijos.

En la Biblioteca Pública de Waukegan (Illinois), una localidad donde el 57 por ciento de la población es hispano, los miembros confiables de la comunidad ponen en contacto a las familias con servicios tales como horas del cuento bilingües y programas de enseñanza del inglés conversacional como segundo idioma.

En Maryland, las bibliotecas llevan a cabo “Cafés de biblioteca”, actividades para familias con niños pequeños donde se realiza una comida colectiva, seguida por un período de recreación en cual los niños juegan juntos y perfeccionan sus destrezas de alfabetismo, mientras los adultos se relacionan entre sí. Los bibliotecarios y bibliotecarias también ofrecen apoyo orientando a las familias en la búsqueda de recursos locales de ayuda.

Durante el Mes de inscripción para tarjetas de la biblioteca, las bibliotecas ofrecen una amplia gama de incentivos para estimular las incorporaciones y renovaciones. Una biblioteca de Michigan ha promovido el Mes de inscripción para tarjetas de la biblioteca colaborando con negocios y organizaciones locales. Al mostrar sus tarjetas de la biblioteca, se puede disfrutar de todo tipo de beneficios, desde descuentos para estudiantes en conciertos de la orquesta sinfónica local, hasta ahorros en una peletería, una farmacia e incluso en la cervecería más cercana.

Este año, el presidente honorario del Mes de inscripción para tarjetas de la biblioteca es Snoopy, el mundialmente famoso beagle de la serie de historietas Peanuts, quien llama la atención sobre el papel solidario que desempeñan las bibliotecas y su personal profesional en la educación, logros académicos y desarrollo de los niños.

Desde 1987, cada septiembre se celebra el Mes de inscripción para tarjetas de la biblioteca para marcar el comienzo del curso escolar. Es una ocasión en la que ALA y las bibliotecas de la nación se unen para recordarles a padres, cuidadores y estudiantes que la inscripción para una tarjeta de biblioteca es el primer paso para el buen rendimiento académico y el aprendizaje para toda la vida.

Para obtener más información sobre el Mes de inscripción para tarjetas de la biblioteca e imágenes de Snoopy, visite el sitio Web http://www.ala.org/news/mediapresscenter/presskits/lcsum.